Lionel Bringuier y la Simón Bolívar llenaron de intensidad al Caspm

Publicado por Prensa FundaMusical Bolívar.

El director invitado, que trabajó cuatro años con Gustavo Dudamel en la Filarmónica de Los Ángeles, mostró la labor que hizo junto a los músicos de la orquesta emblema de El Sistema a través de un intenso repertorio constituido por obras de Debussy, Scriabin y Dvoràk

Bringuier mostró su satisfacción por tener el tiempo suficiente para ensayar con la orquesta, pues aseguró que trabajó con detalle el repertorioLa obra de scriabin se interpretará con 120 músicos sobre el escenario. “es perfecta para la bolívar” resaltó el directorEspero volver pronto. Siempre estaré muy contento de trabajar con esta orquesta”, aseguró

Sus compromisos prevén dirigir a la Orquesta de la Radio de Frankfurt, la Filarmónica de Radio France, la Sinfónica de la BBC, y entre sus próximos debuts, destaca el que hará con la Orquesta del Concertgebouw de Ámsterdam. Sin embargo, antes de emprender esta movida agenda, el francés Lionel Bringuier vino a tierras venezolanas para erguirse en el podio de la sala principal del Centro de Acción Social por la Música (Caspm) y compartir escenario con la Orquesta Sinfónica Simón Bolívar.

Con un repertorio correspondiente a la segunda mitad del siglo XIX, post romántico e impresionista, Bringuier llegó a la sede principal de El Sistema de Orquestas y Coros Juveniles e Infantiles de Venezuela tras haber sido designado director musical para la temporada 2014-2015 de la Orquesta Tonhalle en Zürich (Suiza).

El programa que disfrutó el público caraqueño este domingo 30 de junio, a las 11am, inició con el Preludio de la siesta de un fauno, del francés Claude Debussy, continuó con el Poema del Éxtasis, Op. 54 del ruso Alexandre Scriabin y finalizó con la obra célebre del compositor checo Antonín Dvorák, la Sinfonía nº 9 en mi menor Del Nuevo Mundo, Op.95. Sin duda, un repertorio explosivo, vibrante, que contagió de energía a los asistentes.

“Estos músicos tocan muy bien Debussy. Esta obra es para una orquesta pequeña, íntima; es suave y delicada. Hermosa para empezar un concierto”, comentó Bringuier la semana pasada sobre el comienzo del concierto, que preparó la atmosfera para recibir a 120 músicos en el escenario que interpretaron a Scriabin. “Esta obra es como un concierto para trompeta. Es muy difícil para este instrumento, pero este grupo de trompetistas es fantástico”.

Para despedir esta intensa propuesta musical la Bolívar interpretó la emblemática obra del checo A. Dvoràk, obra que el director invitado ha trabajado en varias ocasiones con la Filarmónica de Los Ángeles y que asegura, es muy especial para él.

“Espero volver muy pronto. Me gusta muchísimo la orquesta y ver de cerca El Sistema una experiencia única”, concluyó el maestro galo.

Este es un evento más que El Sistema Nacional de Orquestas y Coros Juveniles e Infantiles de Venezuela, que rige la Fundación Musical Simón Bolívar, adscrita al Ministerio del Poder Popular del Despacho de la Presidencia y Seguimiento de la Gestión de Gobierno de la República Bolivariana de Venezuela.