La Sinfónica Simón Bolívar tributó su concierto 40 Aniversario al Maestro Abreu

Publicado por Prensa FundaMusical Bolívar.

Un total de 160 músicos , integrantes de la agrupación pionera de El Sistema, junto a compañeros jubilados y algunos directivos de la institución, tocaron la Cuarta Sinfonía de Tchaikovsky para evocar el espíritu motivador de su fundador

El concierto por el 40 Aniversario de la Sinfónica Simón Bolívar (SSB) estuvo marcado por grandes emociones. Los integrantes de la orquesta pionera del Sistema Nacional de Orquestas y Coros Juveniles e Infantiles de Venezuela dedicaron la ejecución al fundador del programa artístico,pedagógico y social que inició con 11 músicos y se multiplicó por miles hasta alcanzar la cifra actual de 1.000.337 niños y jóvenes tocando y cantando en todo el país.

En los minutos previos a la presentación se pudo sentir el nerviosismo y la adrenalina de una plantilla de ejecutantes, que creció en esta ocasión a 160 músicos en escena. Los integrantes de la SSB ocuparon sus atriles junto a otros compañeros ya jubilados y directivos de El Sistema, quienes se sumaron al concierto para acompañar a los cumpleañeros y formar una agrupación multigeneracional que demostró una vez más su alto nivel de excelencia artística.

Con la obra Sensemayá del mexicano Silvestre Revueltas, abrió una presentación precedida de felicitaciones y reconocimientos. Un video de buenos augurios y testimonios de los integrantes y ex integrantes de la SSB arrancó los primeros aplausos del público que llenó la Sala Simón Bolívar del Centro Nacional de Acción Social por la Música (Cnaspm), para participar de la gran celebración de cuatro décadas de labor ininterrumpida. Las afectuosas palabras de su director titular Diego Matheuz y el director de mayor proyección internacional, Gustavo Dudamel, emocionaron a los presentes, quienes volvieron a aplaudir en honor de la SSB.

El Director Ejecutivo de El Sistema, Eduardo Méndez, también habló del orgullo institucional ante el recorrido de la Sinfónica Simón Bolívar y, en nombre de la orquesta reconoció la labor de tantos años de dedicación por parte de su predecesor, Igor Lanz y dedicó la ejecución al Maestro José Antonio Abreu. Seguidamente tomó el violín y se integró a la agrupación para seguir las indicaciones del director invitado, Andrés David Ascanio Abreu.

El momento de mayor intensidad llegó cuando comenzó a sonar la Cuarta Sinfonía de Piotr Ilych Tchaikovsky, una obra emblemática para El Sistema, ya que además de ser una de las preferidas de Abreu, es la pieza que marca la preparación profesional de todas las agrupaciones sinfónicas que se forman dentro de la institución. Los cuatro movimientos de la obra ofrecen la oportunidad a los primeros de fila de destacar su destreza y marcar las transiciones de cada emoción dibujada por el compositor. La SSB logró una vez más entregarse con pasión en escenario y comulgar con la energía que dicen les transmitía Abreu. La ovación no se hizo esperar y los reconocimientos continuaron dentro y fuera del recinto musical.

Honrar la labor de los maestros de la SSB es el mayor orgullo del Sistema Nacional de Orquestas y Coros Juveniles e Infantiles de Venezuela, cuyo órgano rector es la Fundación Musical Simón Bolívar, adscrita al Ministerio del Poder Popular del Despacho de la Presidencia y Seguimiento de la Gestión de Gobierno de la República Bolivariana de Venezuela.