La Orquesta Sinfónica de Caracas dibuja dos momentos creativos de Tchaikovsky

Publicado por Prensa FundaMusical Bolívar.

Bajo la batuta de Dietrich Paredes, esta agrupación hace su concierto de cierre de temporada con la interpretación de la Obertura-Fantasía Romeo y Julieta y la Sinfonía Nº 6, “Patética. Este viernes 5 de agosto, a las 4:00 pm, el público podrá adentrarse en parte del universo del compositor ruso

Aunque Pyotr Ilyich Tchaikovsky escribió grandes obras para el ballet, su Obertura-Fantasía Romeo y Julieta fue concebida como una obra orquestal que, posteriormente, serviría para ser dibujada en la danza. Esta composición, que mezcla amor, duelos, pasión y dolor, será interpretada este viernes, 5 de agosto por la Orquesta Sinfónica de Caracas (OSC), a las 4:00 pm, en la Sala Simón Bolívar del Centro Nacional de Acción Social por la Música; en un concierto con el que la agrupación cierra la temporada 2015-2016.

Bajo la dirección del maestro Dietrich Paredes, la OSC recorrerá, a través de la música, las emociones que conforman la esencia de esta tragedia literaria del teatro isabelino. Será la primera gran obra maestra del compositor ruso con la que comience el programa que la agrupación escogió para dar cuenta de su evolución académica y de la versatilidad estética desarrollada por sus integrantes.

La Obertura-Fantasía Romeo y Julieta consta de tres movimientos que resumen los tres momentos claves del texto dramático escrito por William Shakespeare. Los estudiosos de la vida y obra de Tchaikovsky aseguran que esta pieza lleva implícita parte de la historia personal del compositor, de su  desengaño amoroso de la cantante belga Desirée Artôt. Lo cierto es que la obra dibuja el tema del amor, su feroz lucha, y muestra con fuerza las circunstancias que desembocan en el trágico final de los amantes.

A esta exigente interpretación le sigue la Sinfonía Nº 6, conocida como la “Patética”, que fue estrenada por el propio compositor unos días antes de su muerte. Esta sinfonía en cuatro movimientos tiene una atmósfera de angustia y se convirtió en una suerte de testamento o réquiem. Con la ejecución de esta obra la Orquesta Sinfónica de Caracas cerrará un viaje musical por dos momentos creativos del genio ruso para, conectar al público con su compleja personalidad.

El trabajo de superación en cada nuevo concierto es la meta de todas las agrupaciones que pertenecen al Sistema Nacional de Orquestas y Coros Juveniles e Infantiles de Venezuela, cuyo órgano rector es la Fundación Musical Simón Bolívar, adscrita al Ministerio del Poder Popular del Despacho de la Presidencia y Seguimiento de Gestión de Gobierno de la República Bolivariana de Venezuela.