Gustavo Dudamel fue ovacionado durante 18 minutos en Salzburgo

Publicado por Prensa FundaMusical Bolívar.

El director indio Zubin Mehta agradeció a los músicos y coristas venezolanos la “grandeza” de la interpretación de la composición del alemán. Para el conductor vitalicio de la Orquesta Filarmónica de Israel “El Sistema está inspirando al mundo”

Esta es la segunda presentación de la Sinfónica Simón Bolívar de Venezuela y del maestro Dudamel en la edición 93 del festivalLa mezzosoprano Anna Larsson ha actuado en varias ocasiones junto a los músicos venezolanos y bajo la dirección del maestro DudamelLa sala Grosses Festpielhaus se plenó de aplausos y vítores durante 18 minutos

“¡Ustedes son la orquesta de Gustav!”, exclamó Marina Mahler. Y no se equivocó. Anoche la sala Grosses Festspielhaus aplaudió durante 18 minutos la versión de la Sinfonía n° 3 del compositor alemán que dirigió el maestro Gustavo Dudamel, impotent junto con la Orquesta Sinfónica Simón Bolívar de Venezuela (OSSBV) y la Coral Nacional Juvenil Simón Bolívar de Venezuela (CNJSBV). De pie, el público certificó la sentencia que había hecho la nieta del músico.

El segundo concierto de los 368 músicos y coristas venezolanos en el Festival de Salzburgo contó con la participación de la mezzosoprano, Anna Larsson, quien le otorgó a la obra, compuesta entre los veranos de 1895 y 1896, un carácter tan emotivo que en más de una ocasión, mientras interpretaba los textos de Nietzsche y Mahler, los asistentes secaban sus lágrimas.

Los solos interpretados por el violinista Alejandro Carreño y el trompetista Román Granda tradujeron, en igual medida, el gozo y el dolor que se alojaba en el corazón de Gustav Mahler, quien estrenó la obra el 9 de junio de 1902 en Krefeld, ciudad del norte de Alemania.

111 años después, la Simón Bolívar y la Coral ejecutaron el concierto, que retrata en una misma composición la armonía y desarmonía de la naturaleza, con tan alto nivel, que desde ya se empieza hablar de un antes y un después de la presentación de El Sistema en el Festival de Salzburgo, que celebra su edición número 93.

Así lo reconoció el director artístico del evento, Alexander Pereira, para quien el nivel de las orquestas es “indiscutiblemente elevado. Si no fuera así la gente no reaccionaría positivamente. Las personas no se sentirían comprometidas (…) El Sistema no ha decepcionado a las audiencias, las ha conquistado con su talento y su carisma”, aseguró.

Entre estos se cuenta al director de la Orquesta Filarmónica de Israel, Zubin Mehta. Al finalizar el concierto el conductor indio no se cansó de agradecer la “extraordinaria” ejecución de los venezolanos. “No tengo palabras para describir la grandeza de la música que estos jóvenes son capaces de hacer. Estoy sorprendido con el desarrollo que ha alcanzado El Sistema durante estos 38 años. He visto a las nuevas orquestas y a sus nuevos directores, y definitivamente están dando mucho de qué hablar. Por eso no tengo más que decir: El Sistema está inspirando al mundo”, apuntó.

En Salzburgo siguen deslumbrando los carteles que hablan de lo que han bautizado como “El Sistema: La Residencia”. Aún quedan ocho conciertos con los que el Sistema de Orquestas y Coros Juveniles e Infantiles de Venezuela, cuyo ente rector es la Fundación Musical Simón Bolívar, adscrita al Ministerio del Poder Popular del Despacho de la Presidencia y Seguimiento de la Gestión de Gobierno de la República Bolivariana de Venezuela, seguirán demostrando una vez más que “Los niños y jóvenes venezolanos triunfan con la música”.