Estudiante sueco mostró nuevas formas de explorar la improvisación musical

Publicado por Prensa FundaMusical Bolívar.

 

María Teresa Canelones/ Prensa FundaMusical BolÍvar
Joel Haag cursa pedagogía musical en la Universidad de Gotemburgo y estuvo en Venezuela por tres meses, como parte de un intercambio académico con El Sistema. En la actividad desarrollada en La Sede (Cnaspm) participaron integrantes de diferentes orquestas, así como músicos externos a la institución

Como parte del convenio entre el Sistema Nacional de Orquestas y Coros Juveniles e Infantiles de Venezuela, la Universidad de Gotemburgo y El Sistema Suecia, el guitarrista de jazz y estudiante de pedagogía musical, Joel Haag estuvo de visita en nuestro país por tres meses. En su actividad final dictó un taller de improvisación musical en el Centro Nacional de Acción Social por la Música (La Sede) a integrantes de diferentes orquestas, así como a músicos externos a la institución.

La atmósfera de la sesión estuvo colmada de melodías espontáneas protagonizadas por trombones, bajos y guitarras; melodías que fueron acompañadas por una emisión de vocales y de sonidos producidos con las manos y los pies de los músicos participantes. Durante dos horas se exploraron nuevas formas de expresión musical.

“Esto es parte de la música que mayormente ejecuto en mi país, donde el aprendizaje es recíproco. La libertad de la improvisación musical permite que los intérpretes se relajen, se concentren, crean en lo que hacen y disfruten de un particular ambiente”, expresó Haag.

Yoga musical

Uno de los asistentes al taller de improvisación musical fue Rubén Tovar, ex miembro de la Orquesta Sinfónica Teresa Carreño, quien destacó que esta iniciativa tiene planteamientos ricos e interesantes sobre la creatividad y la creación musical”.

Por su parte, Nicolás Ruíz, quien perteneció a la Simón Bolívar Big-Band Jazz, resaltó que en la improvisación se encuentra la posibilidad de aprender en todos los estilos musicales. “Me gustó participar con gente que no conozco y poder crear algo”, expuso.

“Este espacio es una nueva manera de descubrir y de interpretar la música, e incluso de sentirla. Me gustó aprender algo sobre lo que nunca había indagado en lo musical. Además es una forma distinta de ver la improvisación”, comentó el trombonista Juan Madriz.

Speranza Galez, vocalista de la agrupación Ikal Jazz, también asistió a esta jornada formativa y subrayó: “aprendí que la improvisación musical nos hace conscientes en el momento de tocar, de escuchar al compañero, y nos obliga a tener una buena técnica para poder ejecutar de manera impecable”.

Por último, Carlos Martínez, guitarrista clásico, manifestó que con este taller entendió como complementar libremente un sonido con distintos instrumentos. “Intenté agregar cosas que ya había estudiado, pero el ambiente siempre me invitó a crear”.

Estas iniciativas de educación musical son impulsadas por el Sistema Nacional de Orquestas y Coros Juveniles e Infantiles de Venezuela, cuyo ente rector es la Fundación Musical Simón Bolívar, adscrita al Ministerio del Poder Popular para el Despacho de la Presidencia y Seguimiento de la Gestión de Gobierno de la República Bolivariana de Venezuela.