David Cubek estimula la pasión para abordar el análisis de partituras

Publicado por Prensa FundaMusical Bolívar.

La cátedra se llevó a cabo con jóvenes directores de la Gran Caracas, gracias al apoyo del Conservatorio Itinerante Inocente Carreño, auspiciado por Hilti Foundation

El director musical de la Claremont Concert Orchestra en California, regresó a Venezuela y visitó el Centro Nacional de Acción Social por la Música (CNASPM), para ofrecer a jóvenes directores del Sistema Nacional de Orquestas y Coros Juveniles e Infantiles de Venezuela (El Sistema), una serie clases sobre el análisis de partitura, en busca, entre otras cosas, de expandir el nivel interpretativo de la composición musical.

David Cubek ha estado al frente de varias orquestas estadounidenses, entre las cuales se encuentra la Sinfónica de Pasadena y la Orquesta Filarmónica Juvenil de Pasadena (PYSO Philharmonic), de la cual es director asistente; asimismo funge como director principal del ensamble Fonema Consort y es difusor del poder transformador de la música en la sociedad.

Ante los jóvenes directores provenientes de distintos núcleos de la Gran Caracas, el maestro internacional y también pianista, subrayó en esta serie de clases, que siempre será “importante inculcar la pasión por el análisis minucioso de las obras que se van a dirigir. El director de orquesta debe tener la capacidad de adentrarse incluso en la psicología del compositor, para poder interpretar una pieza con profundidad y sutileza”.

Las clases se impartieron desde el estudio de las partituras del repertorio clásico, específicamente se usaron obras de tres compositores europeos: Wolfgang Amadeus Mozart, Joseph Haydn y Ludwig Van Beethoven, por su preponderante influencia en la cultura musical internacional. “Mozart, Haydn y Beethoven son compositores que tienen elementos estilísticos nada comunes”, refiere David Cubek y asegura que “antes de ellos no se escribían sinfonías con la misma complejidad”, pues cada aporte o característica que agregaron estos pilares del mundo sinfónico, enriqueció el mundo académico.

“Cualquier persona que vaya a estudiar el estilo clásico debe revisar por supuesto estos autores”, afirma el pianista Cubek. Sin embargo, sostiene que “el compositor contemporáneo debe innovar, sin olvidar la formación histórica”.

“En Venezuela hay grandes directores para desarrollar la parte práctica de la dirección”, dijo David Cubek y consideró que “mientras más herramientas de análisis posea un músico o director, se podrá por medio del análisis, traer desde la interpretación algo totalmente nuevo”.

Para concluir la visita de David Cubek por Caracas, la Orquesta Sinfónica Simón Bolívar de Venezuela interpretará bajo su batuta el Concierto para Tuba baja y Orquesta de Williams Ralph Vaughan y de Robert Schumann la Sinfonía N° 3, en mi bemol mayor, Opus 97. “Renana”; asimismo, Igor Martinez les acompañará en calidad de solista.

Con el conocimiento musical e interpretativo del pianista caraqueño David Cubek, se sigue profundizando la formación interpretativa de jóvenes directores del Sistema Nacional de Orquestas y Coros Juveniles e Infantiles de Venezuela, cuyo órgano rector es la Fundación Musical Simón Bolívar, adscrita al Ministerio del Poder Popular para el Despacho de la Presidencia y Seguimiento de la Gestión de Gobierno de la República Bolivariana de Venezuela.