Brasil y Venezuela se unieron en una sola orquesta

Publicado por Prensa FundaMusical Bolívar.

Una nueva edición del Festival Villa-Lobos cerró este domingo 17 de noviembre. El evento, que se realizó por sexto año, no solo buscó recordar el legado que dejó el director y compositor brasileño Heitor Villa- Lobos, sino que también recordó la herencia de la música académica de Brasil. En esta oportunidad, la programación incluyó un deseo de largo aliento: la presentación de una Orquesta Binacional Brasil – Venezuela.

Brasil y Venezuela se unieron en una sola orquesta

51 integrantes provenientes de las orquestas Jovem de Goiás, NEOJIBA, de Salvador da Bahia, Jovem Vale Música, de Belém do Pará, y la Orquestra de Recife de Pernambuco llegaron a Venezuela para unirse musical y educativamente con los chicos de la Sinfónica Juvenil de Caracas. Bajo la dirección del maestro Dietrich Paredes, la Orquesta Binacional Brasil-Venezuela se presentó en la Sala Ríos Reyna del Teatro Teresa Carreño, el domingo 17 de noviembre a las 11:00 am. Allí interpretaron las Bachianas N° 4, de Heitor Villa-Lobos; Suite Margariteña, de Inocente Carreño; y la Sinfonía N° 5, de Peter Illych Tchaikovsky.

Eugenia Meijer, creadora del festival, confesó que traer a los músicos brasileños era el sueño desde el principio. “Inspirados por el maestro Abreu, que siempre concibe grandes sueños, aspiramos desde siempre traer niños y jóvenes para hacer una orquesta binacional. Finalmente pudimos hacerlo realidad (…) El maestro es la razón por la cual realizamos esta iniciativa.
Su confianza y la de los innumerables jóvenes que nos apoyan, con sus virtudes y destrezas, son irremplazables, son la razón misma de este acontecimiento”.

“Provengo de un núcleo que está inspirado en El Sistema, NEOJIBA. Esta es la primera vez que nos reunimos con una orquesta venezolana. La experiencia ha sido grandiosa e inspiradora”, aseguró la violinista Priscila Santos, que proviene de Salvador de Bahia.

Para la inauguración del festival, producido también por la Embajada de Brasil y el Instituto Cultural Brasil-Venezuela”, se escuchó el recital de voz y piano a cargo de la soprano venezolana Betzabeth Talavera y del pianista André Roig, el viernes 15, a las 5:00 pm. Ahí se presentaron obras de Villa-Lobos que no se escuchaban en Venezuela desde que las cantaba la gran Fedora Alemán. Para honrarla, este recital se realizó en la sala que lleva su nombre. También se interpretaron piezas de Alberto Nepomuceno, Claudio Santoro y José Vieira Brandão.

Por su parte, bajo la dirección del maestro brasileño Marcelo Lehninger, la Orquesta Sinfónica Simón Bolívar de Venezuela se sumó al Festival Villa-Lobos, el viernes 16, a las 6:00 pm, en la Sala Simón Bolívar del Centro Nacional de Acción Social por la Música, en Quebrada Honda. Ahí se estrenó en Venezuela el Concierto para violín, de Henrique Oswald, que fue interpretado por el solista brasileño Daniel Guedes, además de ejecutar las piezas Kabbalah, de Marlos Nobre, y Choros No. 6, de Villa-Lobos.

La nueva edición del Festival Villa-Lobos, que se realizó durante el 15, 16 y 17 de noviembre, formó parte de la programación del Sistema Nacional de Orquestas y Coros Juveniles e Infantiles de Venezuela, cuyo órgano rector es la Fundación Musical Simón Bolívar, adscrita al Ministerio del Poder Popular del Despacho de la Presidencia y Seguimiento de la Gestión de Gobierno de la República Bolivariana de Venezuela.