Ana Aparicio: “la expresión corporal también es importante para un músico”

Publicado por Prensa FundaMusical Bolívar.

 

María Teresa Canelones / Prensa FundaMusical Bolívar
La joven violinista aragüeña se presentará este domingo 22 de enero en La Sede (Cnaspm), bajo la dirección de Gonzalo Hidalgo y acompañada por la Orquesta Sinfónica de Caracas. Ella quiere trascender lo académico para impregnar de sensibilidad este concierto


El ciclo de conciertos dedicado a la Cátedra del maestro José Francisco del Castillo le permitirá a la joven violinista aragüeña Ana Aparicio mostrarse como solista. Ella se presentará este domingo 22 de enero, a las 11:00 am, en la Sala Simón Bolívar del Centro Nacional de Acción Social por la Música (La Sede), bajo la dirección de Gonzalo Hidalgo, y acompañada por la Orquesta Sinfónica de Caracas. Tocará el Concierto N° 2 para violín, de Félix Mendelssohn.

Para ella, la presentación implica más que ejecutar la obra con precisión. “En un concierto es importante trascender lo académico e impregnar de sensibilidad cada espacio donde sea interpretada una composición, pues la actuación de los músicos es recordada cuando logra la verdadera conexión con el público”.

Es la primera vez que se enfrenta a esta obra del compositor alemán, encontrando en ella algo muy particular: “describe algo de mi personalidad, porque manifiesta mi manera de ser ante la vida. Aunque de tres movimientos, este concierto está concebido como uno solo debido a su continuidad. Amerita resistencia, saber jugar entre no agotarte, llevarlo hasta el final y poder conectarte con aquello que significa algo más que tocar. Expresa diversas sensaciones porque es romántico y tiene cantabiles de gran pasión”.

A la intérprete la motiva leer más allá de una partitura. “La música no es el papel que nos entregan para aprendernos un concierto. Tú puedes poner tu sello como ser humano y artista, y lograr despertar sensaciones en los asistentes”.

-¿En qué piensas antes de salir al escenario como solista?

-Pienso en que es un compromiso tanto con la gente que va al concierto, como conmigo misma. La presión se me olvida cuando paso de la puerta al escenario porque dejo atrás ese “yo saboteador” que tenemos todos. Me encomiendo a Dios y recuerdo lo que me dice siempre mi maestro José Francisco: “ya las cartas están echadas”, entonces lo disfruto y logro mantener una estabilidad mental, que es crucial.

-¿Es determinante el atuendo que lucirás en este concierto?

-Sí. Es un vestido rojo (color relacionado con la pasión). Este color expresa vida, y aunque esta pieza tiene sus matices, es intensa. Esta será mi versión como artista, por lo que hay mucho de mí en esta música.

-¿Qué lugar tiene la palabra disciplina en tu vida?

-El primero. Como en todos los ámbitos de la vida, la constancia es clave en el estudio de un instrumento. El violín es un instrumento complejo que requiere de mucha disciplina, por lo que religiosamente práctico entre cuatro y seis horas diarias, porque si no me siento mal conmigo misma. Si no eres disciplinado no hay nada que buscar. En El Sistema la competencia es con uno mismo y te crea hábitos positivos que aplicas en diferentes áreas en las que te desempeñas.

-¿Qué es la música para Ana Aparicio?

-La música no solo es estar en una orquesta y pertenecer a El Sistema, sino comunicar sentimientos y emociones. Es maravillosa porque te permite expresar cosas que no puedes hacer con palabras. Es moverte con tus sensaciones.

-¿Cómo visualizas tu futuro en la música?

-Pienso complementar la música con los Estudios Internacionales, que será mi profesión en unos años. Hay muchos campos en los que puedo explorar además de solista y músico de orquesta. Está, por ejemplo, la música de cámara, la docencia y el campo de la grabación de discos.

-¿Cómo le hablas a otros sobre El Sistema?

-El Sistema da oportunidades a todos por igual sin ningún costo. Además, no hay límite en la edad. Cada vez las generaciones son más talentosas. Ahora se puede ver a niños de muy corta edad haciendo un trabajo increíble. Son semillas que han ido creciendo, gracias a la formación que les proporciona El Sistema y que harán grandes aportes a Venezuela y al mundo.

Portarretrato: Ana Aparicio

  • Nació en Maracay, estado Aragua, en 1997.
  • Comenzó sus estudios musicales a los 4 años de edad, en El Sistema de del estado Aragua.
    Ocupó el puesto de concertino tanto en la Orquesta PreInfantil como Infantil de su región.
  • En 2007 formó parte de la Sinfónica Nacional Infantil de Venezuela y en 2008 de la Orquesta Juvenil José Félix Ribas, como principal de los segundos violines.
  • En 2008 ingresó a la Escuela de Violín, bajo la guía del maestro José Francisco del Castillo, con quien actualmente continúa sus estudios.
  • En 2009 se presentó por primera vez como solista en la Sala José Félix Ribas del Teatro Teresa Carreño, así como con la Orquesta Juvenil de Valencia, la Orquesta Sinfónica de Aragua y en la Sala Simón Bolívar del Centro Nacional de Acción Social por la Música, con la Orquesta Sinfónica Teresa Carreño.
  • Recibió el reconocimiento Orden Bolivariana Ciudad de Maracay en su Única Clase, por méritos académicos y culturales.
  • En 2013 culminó sus estudios en la Escuela de Música Federico Villena, obteniendo la certificación como Maestro Ejecutante.
  • Participó con la Orquesta de las Américas en la gira por países nórdicos y bálticos, bajo la dirección de Benjamín Zander y Carlos Miguel Prieto.