La Sinfónica Juvenil de Caracas se lució en la gran manzana

Publicado por Prensa FundaMusical Bolívar.

Con dos conciertos celebrados el pasado fin de semana, el primero bajo la batuta de Gustavo Dudamel, como parte de la celebración del 70 aniversario de la Organización de las Naciones Unidas, y el segundo, conducido por Dietrich Paredes y Jesús Uzcátegui, dedicado a la comunidad neoyorquina, los 180 venezolanos demostraron su elevado talento musical y la acción social a través del lenguaje universal

La Sinfónica Juvenil de Caracas ofreció, el pasado sábado 26 y domingo 27 de septiembre, dos conciertos en la ciudad de Nueva York, en los que interpretaron obras del repertorio universal, latinoamericano y venezolano.

El primero, dirigido por el conductor venezolano Gustavo Dudamel, se realizó tras el desarrollo de la Asamblea número 70 de la Organización de las Naciones Unidas (ONU). Con un repertorio integrado por la suite del ballet La estancia, de Alberto Ginastera; Santa Cruz de Pacairigua, de Evencio Castellanos; La muerte del ángel, de Astor Piazzolla, y A fuego lento, de Horacio Salgan, los jóvenes venezolanos plenaron la sala del Manhattan Center, con la musicalidad característica de los pueblos latinoamericanos. Allí se dieron cita más de 300 representantes de los países miembros de las Naciones Unidas.

Los asistentes ovacionaron a Gustavo Dudamel y la Sinfónica Juvenil de Caracas con tal fuerza, que la orquesta se vio impelida a ejecutar tres bises, entre los que figuró Aires de Venezuela, de José Terencio; Tico tico, de Zequinha de Abreu; y Venezuela, de Pablo Herrero y José Luis Armenteros.

La canciller del gobierno de la República Bolivariana de Venezuela, Delcy Rodríguez, manifestó su admiración por el modelo venezolano: “Es un honor presentar a los pueblos miembros de las Naciones Unidas este maravilloso programa de acción social llamado El Sistema, creado por un ilustre venezolano que es referente de empeño, moral y ética en nuestro país y en el mundo entero. Un modelo que ha impactado positivamente a la juventud y la infancia venezolanas, y que es inspiración en más de 50 países del planeta”.

También, como parte del tren de ministerial asistente al concierto, el ministro del Despacho de la Presidencia y Seguimiento de la Gestión de Gobierno, Jesús Salazar, expresó su orgullo por liderar los nuevos proyectos y gestiones que llevarán a El Sistema a alcanzar el millón de jóvenes y niños. “La música es el lenguaje universal y sin duda nuestras orquestas son el manifiesto tangible de la unión de los pueblos a través de este lenguaje que es el del amor y que está presente en la música, y en cada nota de estos jóvenes talentos. Me llena de orgullo apoyar a El Sistema para que continúe creciendo cada vez más y alcance más de un millón de niños”, recalcó.

Acción social en la comunidad. El parque Crotona, del Bronx, fue el segundo espacio que recibió a la agrupación venezolana, esta vez bajo la conducción de su director titular, Dietrich Paredes y de otra de las promesas en la dirección orquestal, Jesús Uzcátegui.

En esta ocasión, y bajo el título de “Un concierto para la Esperanza”, auspiciado por Citgo, filial venezolana de Pdvsa en Estados Unidos, la SJC llevó su música al neoyorquino de a pie, demostrando nuevamente que la inclusión es uno de los puntales de este reconocido programa.

Más de 500 asistentes de distintas partes de la ciudad estadounidense fueron los testigos del colorido rítmico y armónico puesto en escena con la magistral interpretación de obras de Shostakóvich, Tchaikovsky, Saint-Saëns, Márquez, Piazzolla, Ginastera, Bernstein, de Abreu, Herrero y Armenteros, y Terencio.

En representación del gobierno de la República Bolivariana de Venezuela, estuvo presente el vicepresidente del Área Económica, Rodolfo Marco Torres, quien no dudó en comentar su alegría por la presencia de una de las agrupaciones más reconocidas de El Sistema en la comunidad del Bronx, una de las de más bajos recursos en todo Estados Unidos. “Tener a estos muchachos tocando con la energía y la entrega con que lo hacen, transmite un mensaje de paz y de unión a esta comunidad neoyorquina, dejando sin duda el tricolor venezolano en un sitial muy alto y sirviendo de ejemplo a esta comunidad”.

Estas dos presentaciones de los 180 jóvenes de la Sinfónica Juvenil de Caracas, que también son Embajadores Nacionales Unicef, se suman a los logros del Sistema Nacional de Orquestas y Coros Juveniles e Infantiles de Venezuela, cuyo órgano rector es la Fundación Musical Simón Bolívar, ente adscrito al Ministerio del Poder Popular del Despacho de la Presidencia y Seguimiento de la Gestión de Gobierno.