La Coral Nacional Juvenil Simón Bolívar cantó en el Duomo de Milán

Publicado por Prensa FundaMusical Bolívar.

Una de las iglesias más grandes y visitadas recibió a los cantantes venezolanos, que luego se presentaron en la ExpoMilán 2015

Las voces de la Coral Nacional Juvenil Simón Bolívar han logrado lo que pocos: no sólo se trata del primer coro no perteneciente a La Scala que hace La bohème en ese teatro, sino que, luego de hacer un exitoso concierto en la Iglesia San Marco, la coral fue invitada a cantar una misa de domingo en la Catedral de Milán (Duomo di Milano), una de las iglesias más visitadas y más grandes (tiene 157 metros y una capacidad para 40.000 personas) no sólo de Europa, sino de los cinco continentes.

El sacerdote comenzó la misa justo con una bendición para el coro. Los muchachos no podían creer que estuvieran cantando allí, en un templo gótico que pocas veces abre las puertas a otra agrupación coral que no sea su excelente coro de canto gregoriano. Era impresionante ver y escuchar casi 200 voces en la imponente estructura cantando una misa con un repertorio complejo y de una belleza sublime, concentrado en la música sacra contemporánea.

Algunos turistas que entraron a la iglesia sólo para verla y no para quedarse en la misa, terminaron sentados en un banquito sin poder evitar sacar el celular para grabar parte de lo que se escuchaba. Otra hazaña para un coro que se ha llevado grandes elogios en esta residencia artística en Milán. Hoy harán la séptima y penúltima función de La bohème, que ha sido un suceso en la ciudad italiana.

Venezuela marcó el ritmo en la ExpoMilán. Y luego de cantar en el Duomo, el Ensamble Esguasa (conformado por miembros de la Coral Nacional Juvenil Simón Bolívar) le pusieron otro sabor a la ExpoMilán 2015: los ritmos y las armonías populares que describen las distintas regiones de Venezuela se escucharon en el lugar donde se despliega la exposición cultural y gastronómica venezolana, justo en la celebración del Día de Venezuela en la reconocida exposición mundial.

Mañana, 29 de agosto, los integrantes de la Sinfónica Juvenil de Caracas tocarán en el Teatro Continuo di Burri, un espacio cultural de la ExpoMilán 2015, en dónde, a cielo abierto, la los músicos venezolanos ofrecerán nuevamente un testimonio de éxito y desarrollo a través de la música.

La algarabía muy propia de algunos ritmos venezolanos atrajeron, cual imán, a toda persona que pasaba por allí. Piezas como Patatín patatán, de Pablo Camacaro; El espanto, de Arelys Freitos; La chaparrita, de Rafael Suárez; A Luis Laguna, de Alberto Moreno; Oriente es de otro color, de Henry Martínez; El Guapo, de Ángel Guanipa; entre otras, fueron interpretadas con particular versatilidad y gran calidad musical por las 14 voces de esta agrupación también perteneciente al Sistema Nacional de Orquestas y Coros Juveniles e Infantiles de Venezuela.

Cientos de personas se agolparon frente a la tarima para deleitarse con este banquete musical que terminó en baile, unión y emotividad. Al cierre, sus compañeros de la Coral Nacional Juvenil Simón Bolívar se unieron al Ensamble para para cantar El gabán y Aires de Venezuela, y dejar sin aliento a quienes presenciaron esta fiesta de ritmos.
Este trabajo forma parte de la labor diaria para llevar adelante la música coral y tradicional venezolana que hace la Fundación Musical Simón Bolívar, órgano rector del Sistema Nacional de Orquestas y Coros Juveniles e Infantiles de Venezuela, adscrita al Ministerio del Poder Popular del Despacho de la Presidencia y Seguimiento de Gestión de Gobierno de la República Bolivariana de Venezuela.