La Coral Nacional Juvenil Simón Bolívar canta en la imponente Catedral de Notre Dame

Publicado por Prensa FundaMusical Bolívar.

Por primera vez, la agrupación vocal representará el tricolor venezolano en el templo de los parisinos, para continuar la celebración de su décimo aniversario en esta visita a Europa

Pocas personas tienen el privilegio de comenzar y finalizar su semana cantando en la Catedral de Notre Dame de París y los integrantes de la Coral Nacional Juvenil Simón Bolívar están en esa afortunada lista. El lunes 4 de abril, mientras los venezolanos estén apenas despertando, los coralistas ya estarán dentro de esta imponente iglesia gótica, que es una de las más antiguas del mundo, con su música bajo el brazo y con el país en el corazón. Lo mismo pasará el domingo 10 de abril.

Luego de hacer una primera parada en Lisboa (Portugal), como parte del itinerario de esta gira por Europa, comenzó el recorrido por Francia y, hasta ahora, el público no ha hecho otra cosa que agradecer, con efusivos aplausos, la entrega de estos cantantes en cada escenario. En la ciudad de Lourdes, ubicada en el sureste de los Altos Pirineos, la agrupación venezolana tuvo la oportunidad de presentarse en dos ocasiones: la primera, en la misa internacional del día de la pascua realizada en la Basílica San Pío X, que está ubicada bajo tierra en el Santuario de Lourdes y tiene capacidad para 20.000 personas. La segunda presentación se realizó en la noche del domingo de resurrección. La coral fue protagonista de un conmovedor concierto en la Iglesia San Bernadette, nombre legado por la niña a quien la Inmaculada Concepción se le apareció en dieciocho ocasiones en 1958, y motivo principal de la creación del Santuario de Lourdes.

La energía de esta ciudad santa llenó a la coral de una fe indescriptible, con la que partieron a su siguiente destino: Poitiers. A pesar de los siete grados de temperatura, la agrupación cubrió la Iglesia Saint Jean de Monternieuf, creada hace 1000 años, con un cálido y delicado manto musical, tejido y guiado cuidadosamente por Lourdes Sánchez, su directora. Con obras de Monteverdi, Lotti, Vila, Busto, Consolación, Penderecki, Lobo, Mendelssohn Bruckner, Casals, Poulenc y Holst, la coral llevó a los asistentes a vivir una experiencia de comunión con la fe.

En Poitiers, los miembros de la coral tuvieron el placer de compartir con el coro infantil Efice, perteneciente a la asociación Fígaro Sí, Fígaro La. Los pequeños, provenientes de Montmorillon, Coulonges, Usson de Poitou, Civray y L´isle Jourdain, pueblos que están alrededor de Poitiers, interpretaron junto a la agrupación dos obras venezolanas: Si de noche ves que brillan y Adiós mariposita, ambas de Vicente Emilio Sojo.

La mayoría de los directores corales en Venezuela enseñan estas canciones cuando los niños se inician dentro de una agrupación. Entonces, haber acompañado a aquellos que comienzan por el camino que una vez ellos transitaron, les produjo mucha satisfacción, pues estos cantantes ahora también son directores, solistas y profesores en los núcleos de Venezuela.

El jueves, 31 de marzo, la Coral Nacional Juvenil Simón Bolívar cantó en Saint Laurent sur Sévre ambos repertorios, sacro y latinoamericano. Y este sábado 2 de abril desembarca en Nantes, donde tendrá dos presentaciones. En esta ciudad, capital del Departamento de Loira, se escuchará un repertorio integrado por la Fulía de Cumaná, el Alcaraván, Un heladero con clase, El guapo y El gabán, el cual podrá disfrutar el público que asista a La Place Royale. Esas mismas obras se repetirán en el concierto preparado para la Catedral de Nantes, cuya construcción duró 457 años, y que actualmente representa un ícono cultural de esta urbe del oeste de Francia, ya que fue declarada por el Gobierno galo como monumento histórico.

El Sistema Nacional de Orquestas y Coros Juveniles e Infantiles de Venezuela, cuyo órgano rector es la Fundación Musical Simón Bolívar, adscrita al Ministerio para el Poder Popular del Despacho de la Presidencia y Seguimiento de Gestión de Gobierno de la República Bolivariana de Venezuela, beneficia hoy a 787.000 niños niñas y jóvenes venezolanos en los 24 estados del país.