El Concierto para violín de Beethoven vibrará en manos de Daniela Becerra

Publicado por Prensa FundaMusical Bolívar.

Bajo la dirección del maestro Christian Vásquez y acompañada por la Sinfónica Juvenil Teresa Carreño, la joven violinista presentará esta obra maestra, el próximo sábado, 19 de marzo, a las 4:00 pm, en el Centro Nacional de Acción Social por la Música, ubicado en Quebrada Honda

Desde muy pequeña, Daniela Becerra ha trabajado por alcanzar una meta: convertirse en una gran violinista. Hoy, a sus 25 años de edad, puede decir que la meta está cada vez más cerca. Luego de iniciar estudios musicales a los 7 años en el Núcleo Montalbán, haber sido asistente en la fila de los primeros violines de la Sinfónica Teresa Carreño y ahora pertenecer a la Orquesta Sinfónica Simón Bolívar de Venezuela, la joven caraqueña se perfila como una de las violinistas más destacadas del Sistema Nacional de Orquestas y Coros Infantiles y Juveniles de Venezuela.

Este sábado, 19 de marzo, a las 4:00 pm, en la Sala Simón Bolívar del Centro Nacional de Acción Social por la Música, Becerra mostrará todas las habilidades desarrolladas durante sus estudios y carrera como solista; esta vez, a través de la interpretación del Concierto para violín y orquesta en Re Mayor, de Ludwig van Beethoven. Esto lo hará acompañada por la Sinfónica Juvenil Teresa Carreño y bajo la dirección del maestro Christian Vásquez.

“Tocar este concierto es un gran reto para mí porque es uno de los más difíciles del repertorio violinístico. Requiere un largo tiempo de preparación por sus altos niveles técnicos. Por otra parte, me siento muy emocionada y es una ocasión súper especial porque tendré la oportunidad de tocar como solista, por primera vez, con la orquesta donde crecí y de la que fui fundadora: la Sinfónica Teresa Carreño”, indicó Becerra, ganadora del primer premio en el XVII Concurso Nacional de Violín Juan Bautista Plaza.

En la segunda parte del concierto, la SJTC se encargará de presentar La consagración de la primavera, de Ígor Stravinsky, creada a partir de una visión del compositor durante la primavera de 1910: “Vi en mi imaginación un rito pagano solemne: los ancianos sabios, sentados en un círculo, observando a una muchacha que baila hasta morir. La están sacrificando para propiciar al dios de la primavera”.

Este concierto forma parte del trabajo del Sistema Nacional de Orquestas y Coros Juveniles e Infantiles de Venezuela, cuyo órgano rector es la Fundación Musical Simón Bolívar, adscrita al Ministerio para el Poder Popular del Despacho de la Presidencia y Seguimiento de Gestión de Gobierno de la República Bolivariana de Venezuela.