El Alma Llanera de El Sistema suena a 2000 metros de altura en el Táchira

Publicado por Prensa FundaMusical Bolívar.

En los 19 núcleos y dos módulos que conforman el estado andino, 32 mil niños y jóvenes que estudian música dentro del programa artístico social fundado por el maestro José Antonio Abreu se empeñan en recuperar su folclor de montaña como parte del Programa Alma Llanera


Bitácora. 23 de marzo de 2015. Día 1
Suena el Táchira

El Programa Alma Llanera cambió el ritmo de la Aldea Llano Grande, en el estado Táchira. Desde hace dos años, en las casas del pueblo, compuesto por tan sólo dos mil habitantes, se cuela el sonido de las maracas, del cuatro y de la mandolina. A 2000 metros sobre el nivel del mar, a casi 50 minutos de San Cristóbal en carro, 130 niños y jóvenes ya se han acostumbrado a llenar los bancos de la capilla del pueblo cada vez que tienen un concierto. Ahí, en donde el único autobús público pasa cada dos horas, siete instructores junto al profesor Alipio Becerra, reconocido músico popular del estado andino, han trabajado con los chicos para recuperar la música de sus montañas. De esa manera ya la Orquesta Alma Llanera del Módulo Llano Grande, que pertenece al Núcleo de Palmira, interpreta el género Pato Bombiao, típico de la zona.

Este amor por la música venezolana, y por el rescate de los géneros tachirenses, se repite en los 19 núcleos del estado Táchira. En el Centro Cultural y de Acción Social por la Música Dr. Armando Pérez, en Michelena, sorprenden las maracas de Nolitse Delgado. Ella tiene seis años y cuando se la ve tocando causa en todos la misma impresión: no lo pueden creer. Desde los tres años comenzó a tocar este instrumento típico. Aún no lee partituras. Ella lo hace todo por oído. Por su virtuosismo ya forma parte de la Orquesta Sinfónica Típica Infantil de la Región del Norte de Táchira.

El profesor Leonardo Becerra, impulsor -junto a su padre Alipio Becerra- del Programa Alma Llanera en Táchira, comenzó a trabajar la música venezolana desde el año 2000 con la formación del Núcleo de Palmira. “Aquí no nos quedamos en lo elemental de la música venezolana. También impulsamos a nuestros muchachos de la orquesta a la composición del joropo contemporáneo. Nuestros niños van más allá a partir de generar la nueva composición y de rescatar las obras de nuestras montañas. Ya contamos en Táchira con una orquesta infantil, otra juvenil y con una regional. Ahora apostamos por tener una nacional”, cuenta Becerra, quien desde los 15 años forma parte de El Sistema y es el Coordinador Regional del Programa Alma Llanera.

El Programa de Iniciación Musical del Núcleo de Pueblo Nuevo roba corazones. Los pequeñitos, cuyas edades no sobrepasan los 6 años de edad, tocan cuatro y flauta dulce con una destreza y picardía que es capaz de hacer sonreír a cualquiera con tan sólo escucharlo. Ese núcleo está dedicado a ese programa, especialmente diseñado para los niños de esa edad, y cuenta con 850 niños, que se divierten y aprenden a partir de juegos con notas musicales y sus profesores.

El Sistema Táchira atiende a 32 mil niños y jóvenes. Cuenta con 17 orquestas infantiles, cuatro orquestas juveniles y 10 coros infantiles que hacen vida en los 19 núcleos y dos módulos. Todos ellos celebran durante este 2015 que #ElSistemaCumple40. Su trabajo es el resultado de todos los que forman parte del Sistema Nacional de Orquestas y Coros Juveniles e Infantiles de Venezuela, cuyo ente rector es la Fundación Musical Simón Bolívar, adscrita al Ministerio del Poder Popular de Despacho de la Presidencia y Seguimiento de Gestión de Gobierno de la República Bolivariana de Venezuela.