Músicos de El Sistema dejaron su huella musical en Berkeley

Publicado por Prensa FundaMusical Bolívar.

Integrantes del Ensamble 7/4 hicieron una muestra espontánea de  música latinoamericana en los espacios abiertos de la Universidad de California (CAL) en Berkeley.Mientras los estudiantes, empleados de la universidad y visitantes recorrían el campus también se  detuvieron para disfrutar de la música del Ensamble 7/4, integrado por músicos de Barquisimeto y Acarigua.En el primer ensayo general en Berkeley, el maestro Gustavo Dudamel, la Orquesta Sinfónica Simón Bolívar de Venezuela y el Coro de Cámara de la Universidad de California, el Coro de Niños del Pacífico y el Coro de Niñas de San Francisco se encuentran para interpretar la Novena Sinfonía de Beethoven.La Novena Sinfonía se interpretó con más de 300 personas en escena. Muchos de los coralistas agradecieron la oportunidad de trabajar por primera vez con un coro y una orquesta no sólo profesional, sino consagrada.Gabriel Gutiérrez, trompetista del Ensamble 7/4 contagió de pasión por la música a los niños del Longfellow Middle School en Berkeley.Inspirados en el modelo pedagógico venezolano, en Berkeley y otras zonas cercanas a San Francisco se tiene fe en la música como camino de transformación social.El Ensamble 7/4 le ofreció a niños de Berkeley una mañana de música latinoamericana y una demostración de que la música también es diversión.Los niños del Longfellow Middle School despidieron con alegría y emoción al Ensamble 7/4, agradecidos por compartir una experiencia musical y vivencia cultural en Berkeley.La Orquesta Sinfónica Simón Bolívar de Venezuela, dirigida por el maestro Dudamel, interpretó la Séptima Sinfonía, la Octava Sinfonía y la Obertura Egmont en el primer concierto llevado a cabo en el Zellerbach Hall, en Berkeley.Al terminar el concierto con la Séptima Sinfonía de Beethoven, el maestro Gustavo Dudamel se dirigió al concertino de la Orquesta Sinfónica Simón Bolívar de Venezuela para felicitarlo por el concierto brindado al público del Zellerbach Hall, en la Universidad de California en Berkeley.El público comenzó a llegar muy temprano al concierto que ofreció la Orquesta Sinfónica Simón Bolívar en el Teatro Griego de Berkeley.La interpretación de la Novena Sinfonía de Beethoven con la OSSBV, el coro y los solistas derrochó energía musical, cuyo resultado fue aplaudido de pie por más de 7000 personas que colmaron el Teatro Griego y sus alrededores.Al finalizar la Novena Sinfonía de Beethoven, el maestro Gustavo Dudamel junto a la orquesta, el coro y solistas reciben con agradecimiento 10 minutos de aplausos.El Cuarteto de Cuerdas Simón Bolívar participó en una jornada de reflexión en torno a la obra de Beethoven. En el intermedio, ofreció un recital en el que interpretó el Cuarteto de Cuerdas N° 10, Op. 74,  en el Auditorio Hertz de la Universidad de California, en Berkeley.En el Zellerbach Hall, decenas de niños asistieron a un concierto especialmente dedicado a la familia. El ímpetu de los pasajes de la obra de Beethoven impresionó a los pequeños, algunos de los cuales asistían por primera vez a un concierto de música sinfónica. Además, muchas familias latinoamericanas se acercaron y manifestaron su orgullo por el trabajo de una orquesta que proviene de Venezuela.En Berkeley,  los padres llevan a sus hijos para que escuchen la Sinfonía de Beethoven en el auditorio Zellerbach Hall de la Universidad de California.Los niños de Santa Rosa Symphony Youth Ensembles, proyecto influenciado por el modelo de El Sistema,  asistieron al  concierto de la Orquesta Sinfónica Simón Bolívar de Venezuela, dirigido por el maestro Joshua Dos Santos, en el Zellerbach Hall en Berkeley.El director Joshua Dos Santos interpretó con la Orquesta Sinfónica Simón Bolívar de Venezuela, la Sinfonía N° 3 y la Sinfonía N° 4 de Beethoven, en el Zellerbach Hall ubicado en la Universidad de California.Matias Tarnopolsky, Director Ejecutivo y Artístico de CAL Performances fue el creador del programa Berkeley Radical, que busca profundizar en las interconexiones entre la música y la educación.Con el fin de que la música sinfónica siga estimulando el espíritu humanístico de las generaciones futuras, en las giras de las orquestas de El Sistema se procura hacer conciertos especialmente dedicados a los niños.En un Side By Side (concierto o ensayo en el que músicos de orquestas distintas comparten el mismo escenario), el  trompetista Andrés González (integrante de la OSSBV) motivaba a los niños del  programa Enriching lives trough music, inspirado en El Sistema, a aprender con entusiasmo, mientras interpretaba las notas de parte de la banda sonora de Star Wars.Durante la interpretación del Chamambo, de Manuel Artes,  la única niña de la fila de percusión del programa Enriching lives trough music se une al ritmo de la música con los integrantes de la Orquesta Sinfónica Simón Bolívar de Venezuela