La Sinfónica Nacional Infantil inspira sueños en el estado Bolívar

Publicado por Prensa FundaMusical Bolívar.

El paso de esta selección, 40 Aniversario de El Sistema 2015, dejó ver la ardua labor de formación musical que se cumple en la región de Guayana. La transformación social gana fortaleza desde su programa de kínder musical hasta la consolidación de orquestas y coros. Además se extiende hasta las comunidades con mayor necesidad de asistencia educativa.

Las primeras seccionales de este II Seminario-Encuentro de la SNIV tuvieron lugar en Puerto Ordaz, donde los integrantes de la selección 40 Aniversario de El Sistema, pusieron todo su empeño y dedicación, a fin de mantener la excelencia para su presentación en el Polideportivo Hermanas González del Centro de Entretenimiento Cachamay.Una  gran logística y coordinación requiere la producción fotográfica y fílmica, para la labor de promoción de esta gira de la Sinfónica Nacional Infantil de Venezuela por el Sur Oriente del país. En perfecto orden, los integrantes de la agrupación ingresaron al exuberante al Parque Nacional La Llovizna de Puerto Ordaz, para posar ante las cámaras.Momentos emotivos y grandes sorpresas incluyó la presentación de la SNIV en Puerto Ordaz. Los niños y jóvenes que siguen las cátedras de dirección orquestal destacaron en este ensayo abierto, en el que los aplausos sentenciaron la máxima calificación para los programas educativos que se siguen en la región.Edgar Pronio, coordinador regional de El Sistema en Bolívar, celebra el gran encuentro de la Sinfónica Regional Infantil del estado con sus pares de la Sinfónica Nacional Infantil de Venezuela. Orgullo y admiración expresan los alumnos por sus profesores, mientras los docentes manifiestan asombro por el talento de esta nueva generación de músicos.Una gran historia de superación se dejó descubrir en el núcleo Vista al Sol de Ciudad Guayana. Raquel Palomino,  afectada por la sordera, logró integrarse a la orquesta de la localidad y actualmente integra la fila de primeros violines, guiada por su madre, quien aprendió a tocar saxofón, y su hermano, quien además ejecuta el trombón, con el sueño de ingresar al Conservatorio de Música Simón Bolívar.La cátedra de dirección tiene especial acento en el estado Bolívar. Numerosas niñas y jóvenes están tomando la batuta, con la meta de lograr el reconocimiento nacional e internacional; y para ello están dedicando su mayor esfuerzo en seguir el programa de formación que El Sistema ofrece en esta región. Todas esperan representar a Venezuela en los grandes escenarios del mundo.El ingenio y la creatividad también tienen encuentran abono en esta zona del Sureste venezolano. La agrupación Corotos de Upata ofreció un jocoso performance en el núcleo de Puerto Ordaz, a fin de mostrar la versatilidad de la percusión y además recordarnos que los sonidos pueden salir de cualquier objeto, siempre y cuando haya pasión por hacer música.Los estudiantes de educación inicial y primaria de la Unidad Educativa Bolivariana Provincia de Guayana también mostraron los resultados del programa pedagógico y social de El Sistema. Con una mezcla coral de obras de nuestro repertorio popular venezolano pusieron acento en la diversión que ofrece la formación musical, dentro del programa de educación formal que se sigue en este plantel.Mantener vivas e incorporar las tradiciones folclóricas a la ejecución musical es parte del propósito de algunas escuelas de formación, que reciben asistencia de El Sistema. El entusiasmo por el progreso en el aprendizaje, se manifiesta en el deseo de todas las agrupaciones del estado Bolívar por mostrar los resultados de este programa pedagógico.La historia de las hermanas María Luciana y Mariana Amaya resultó conmovedora dentro del recorrido por el estado Bolívar. La motivación de estas dos violinistas de 14 años encontró tierra fértil en la comunidad de Pozo Verde. Allí fundaron y dirigen la escuela que recibe a 60 niños, algunos de los cuales habitan a más de dos horas del lugar; mientras que cuenta con profesores que deben tomar hasta cinco medios de transporte, para cumplir con la tarea de ensañar la música.