El Festival Latinoamericano de Música celebró sus 60 años

Publicado por Prensa FundaMusical Bolívar.

La mañana del pasado domingo, asthma 19 de octubre de 2014, prostate cobró un júbilo especial gracias a la presentación del concierto de clausura del XVIII Festival Latinoamericano de Música, que tuvo lugar en la sala Simón Bolívar del Centro Nacional de Acción Social por la Música, ubicado en Quebrada Honda.

La velada estuvo a cargo de la Orquesta Sinfónica de Juventudes Francisco de Miranda bajo la dirección del maestro Felipe Izcaray. Los venezolanos acompañaron a los solistas colombianos Guillermo Bocanegra (guitarra) y Javier Asdrúbal Vinasco (clarinete) quienes a través de sus ejecuciones dieron un toque sublime a esta cita musical.

El momento más emotivo del concierto sucedió cuando los compositores del repertorio ejecutado por la orquesta, Andrés Posada de Colombia y Alfredo del Mónaco de Venezuela, subieron al escenario para felicitar al director y a la orquesta por la interpretación que habían realizado de sus obras. De esta manera, culminó la decimoctava edición del Festival Latinoamericano de Música que este año arribó a su 60 aniversario.

Antes de comenzar el concierto, el maestro Felipe Izcaray explica al público el repertorio a ejecutar por parte de la OSJFM; en su exposición, comenta sobre la obra Solar Spectrum; del venezolano Leo Duerto, que se asemeja a las melodías del amanecer y el solEl solista colombiano Javier Asdrúbal Vinasco cautiva al público con la ejecución de su clarinete acompañado por la Orquesta Sinfónica de Juventudes Francisco de Miranda, ambos bajo la dirección del maestro Felipe IzcarayEl compositor colombiano Andrés Posada sube al escenario para felicitar al director Felipe Izcaray y al solista Javier Asdrúbal Vinasco, por la  interpretación de su Concierto para clarinete y orquestaEl guitarrista Guillermo Bocanegra, de Colombia, interpreta la obra Tientos de la noche imaginada, del compositor venezolano Alfredo del MónacoEl director Felipe Izcaray recibe en el escenario al compositor venezolano Alfredo del Mónaco, luego de la interpretación de su obra Tientos de la noche imaginada por la orquesta mirandina y el guitarrista colombiano Guillermo Bocanegra