Delta Amacuro y Monagas celebraron el paso de la SNIV

Publicado por Prensa FundaMusical Bolívar.

En ambiente festivo, el Sistema Nacional de Orquestas y Coros Juveniles e Infantiles de Venezuela pudo reconfirmar el poder de la música para transformar y llamar a todos a compartir a través de instrumentos y voz. En Tucupita y Maturín hubo fiesta para recibir a esta selección 40 aniversario 2015 y a su vez mostrar frutos de sus programas pedagógicos.

La violinista Lucero González, al centro del grupo que integra la Sinfónica Nacional Infantil de Venezuela 2015, invitó a todos a visitar su estado natal. Delta Amacuro acoge la formación musical y tiene uno de los programas de integración para las étnicas indígenas de la región.La agrupación Arco Warao, una representación de los grupos indígenas que viven en las poblaciones de Pedernales y El Volcán. Acostumbrados al viaje de casi tres horas en peñero que los lleva hasta Tucupita, los integrantes del coro, dirigido por Daniela González, ofrecieron sus armonías al ritmo de la danza Jokoi Ijiraya con entusiasmo. El color de sus vestimentas se fundió con el tricolor de la SNIV.La joven batuta de Hilary Tovar condujo a la Sinfónica Regional Infantil de Delta Amacuro por las obras Te Deum, de Charpentier , y El Aleluya, de Haendel. Con la seguridad de quien conoce su oficio, esta estudiante de la Cátedra Nacional de Dirección, mostró sus cualidades sobre el podio. El director de la SNIV, Andrés González aplaudió su presentación.Bajo la dirección de Mauro Guerra, la Orquesta Infantil y Juvenil Warao del estado Monagas despertó múltiples sensaciones al ritmo de sus cantos y danzas. Capturar a sus integrantes entre violines y flautas se convirtió en el objetivo de todas las cámaras y filmadoras. Su presentación sirvió de abreboca a la actuación de la Sinfónica Regional Infantil y la SNIV.Virginia D’Jesús, de tan sólo 16 años, fue otra de las batutas que se reveló sobre el podio durante el recorrido de la Sinfónica Nacional Infantil por la ruta Sur Oriente. La Sinfónica Regional Infantil de Monagas  interpretó Toreadores, de Bizet; El Aleluya, de El Mesías, de Haendel y Gipsy, de Isaac Merler.El entusiasmo del público y las orquestas que se presentaron en El Polideportivo José Roque Morales de Maturín convirtió el encuentro de la SNIV, con sus pares de Monagas, en una fiesta interminable. Aunque el pasado 27 de mayo hubo doble jornada para los 207 integrantes de la selección 40 Aniversario 2015, una energía incombustible los llevó a complacer a la audiencia con  el Mambo de Pérez Prado para cerrar el concierto.Los pequeños que improvisan un popurrí de temas emblemáticos del Programa Alma Llanera en el preámbulo del tema Venezuela (Herrero y Armenteros) también se robaron el corazón de la audiencia en Maturín. Reinaldo Pereira proveniente de Los Valles del Tuy mostró sus habilidades para hacer sacar todo el potencial sonoro de su cuatro.