Debut en el templo modernista de la música catalana

Publicado por Prensa FundaMusical Bolívar.

Durante las noches del 16 y 17 de enero de 2015, el público del Palau de la Música Catalana se encontró con la Orquesta Sinfónica Simón Bolívar, y con su director, Gustavo Dudamel, en la ciudad de Barcelona. La cita musical estuvo enmarcada dentro de la programación Palau 100, en la que participan los mejores músicos del mundo, y que en esta ocasión tuvo como lema “Un encuentro de ensueño”.

Entre musas, valkirias, caballos alados y bustos de piedra dedicados a grandes músicos y compositores, entre ellos Beethoven y Calvet, se escucharon las quintas sinfonías de Beethoven y Mahler, las Tres versiones sinfónicas, de Julián Orbón, y fragmentos de óperas de Wagner. En esta última, los músicos venezolanos actuaron, por vez primera, junto al Orfeó Català.

El Palau de la Música Catalana dio la bienvenida por vez primera a los músicos venezolanos, liderados por el maestro Gustavo DudamelEl centro cultural tiene dos facetas: una modernista caracterizada por el estilo catalá, y otra contemporánea recubierta de vidrioEn el marco de la presencia en Barcelona, FundaMusical Bolívar y la Fundació Orfeó Català-Palau de la Música Catalana, firmaron un convenio de intercambio pedagógico musical. En la foto Eduardo Méndez, Gustavo Dudamel, Mariona Carulla y Joan OllerCon sus 2146 asientos vendidos para cada función, los venezolanos tocaron durante dos días en esta joya del modernismo catalán, obra de Lluís Doménech i Montaner y única sala de conciertos modernista en el mundo declarada Patrimonio de la Humanidad por la UnescoLos conciertos de la Simón Bolívar en el centro cultural catalán forman parte de la serie Palau 100, una programación de excelencia en la que se presentan las mejores orquestas, directores y solistas, acompañados por el Orfeó CatalàEntre los bustos de las musas, Beethoven y Calvet, entre otros representantes de la música clásica, los músicos venezolanos y su director musical mostraron una faceta artística madura y versátilEmocionado, luego de interpretar el programa del primer día, el maestro Gustavo Dudamel dirigió dos bises: Preludio de Tristán e Isolda, y La cabalgata de las valkirias, ambas de Richard Wagner. Para el segundo día, hizo lo propio con Pajarillo y Alma llanera