Centro Nacional de Acción Social por la Música

Publicado por Prensa FundaMusical Bolívar.

El conservatorio del siglo XXI

Uno de los sueños del maestro José Antonio Abreu ha sido transformar el concepto del conservatorio y de las escuelas de música tradicionales, abortion no sólo desde el punto de vista teórico y organizacional, sino también respecto a su misión y función. De allí que ha sido fundamental para El Sistema planificar y construir los espacios y las infraestructuras adecuadas donde niños, jóvenes y adultos puedan sentirse conectados con todas las manifestaciones creativas, además de entrar en contacto con los talentos musicales nacionales e internacionales.

Centro Nacional de Acción Social por la Música

Para este fin se levantó en el sector Santa Rosa de Quebrada Honda, en Caracas, con el verdor del Parque Los Caobos como telón de fondo, la nueva sede nacional del Sistema de Orquestas y Coros Juveniles e Infantiles de Venezuela: una luminosa edificación concebida como un centro musical y cultural único, moderno y dinámico construido para desarrollar todo el potencial y la experiencia pedagógica, artística y social de la Fundación Musical Simón Bolívar. La sede se bautizó con el nombre de Centro Nacional de Acción Social por la Música (Cnaspm).

Según el maestro Abreu un aspecto fundamental a propiciar en el Cnaspm es la integración artística: “a fin de que niños y jóvenes aprendan a interactuar en el seno de las artes a través de la danza, el teatro, la ópera, el canto, la fotografía y el video, como si fuera un crisol donde se encuentran y se funden todas las tendencias creativas, teniendo como hilo conductor la música”.

Aunque la actividad fundamental es la proyección internacional de la música, de las orquestas y músicos virtuosos, y donde deberán concurrir los líderes de los sistemas orquestales y corales infantiles y juveniles de todo el continente, la meta del conservatorio del siglo XXI implica convertirse en una plataforma para la integración cultural latinoamericana.


Una plataforma para la integración cultural

El Centro Nacional de Acción Social por la Música es un proyecto a través del cual la dimensión social de la Fundación Musical Simón Bolívar adquiere un énfasis prioritario. Todo lo que concierne a la utilización de la música en la educación, rescate y rehabilitación del niño, especialmente de aquellos con alguna discapacidad, así como también la capacitación de docentes musicales y corales para atender a niños y jóvenes en situación de riesgo, tiene lugar en este centro.

También en el Cnaspm está la sede del Centro Nacional Audiovisual, encargado de mantener viva la historia audiovisual de El Sistema a través del uso de tecnología de punta operada por profesionales. El centro documenta la actividad diaria del Cnaspm, incluyendo conciertos, eventos docentes, además de llevar la documentación en video y fotográfica de las giras internacionales, actividades en el interior del país, etc.


Una apuesta en común


Una apuesta en común

El Centro Nacional de Acción Social por la Música fue creado por el Sistema Nacional de Orquestas y Coros Juveniles e Infantiles de Venezuela con aportes del Instituto Nacional de la Vivienda (Inavi) y del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) para desarrollar programas académicos y de entrenamiento para directores de orquestas, intérpretes y especialistas de la música, así como para promover la proyección internacional de nuestras orquestas y músicos.

Entre el BID y la Fundación Musical Simón Bolívar se proyectó este espacio como una gran universidad abierta a la enseñanza musical especializada, en cuya sede se ha comenzado a realizar el mayor intercambio educativo musical y artístico de América.

La ejecución del Cnaspm fue posible gracias a los aportes de: Ministerio del Poder Popular para la Participación y Desarrollo Social, Ministerio del Poder Popular para las Finanzas, Banco Interamericano de Desarrollo, Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo, PNUD; Centro de Arte la Estancia, Bancaribe, Banesco, delegaciones diplomáticas de Corea del Sur, Alemania y Austria; Fundación Polar, Sociedad de Amigos de la Fundación Musical Simón Bolívar; así como de otras entidades, organismos privados e individuos.

Los creadores

El Cnaspm fue diseñado por el arquitecto venezolano Tomás Lugo y construido por el ingeniero Otokar Kondrat, mientras que los responsables de la realización, seguimiento y ejecución de la obra fueron el ingeniero Aurelio Manzano y Marco Pitrelli como arquitecto residente.

Tomás Lugo es egresado de la Facultad de Arquitectura de la Universidad Central de Venezuela (UCV) en 1967. Se presentó al Concurso Internacional para la realización del Centro de Acción Social, junto a Jesús Sandoval y Dietrich Kunckel, resultando ganador su proyecto. Con una amplia experiencia en el diseño de espacios dedicados a las artes, Lugo también es el autor de la Sala de Conciertos Corp Banca, del Auditorio del Banco Central de Venezuela en Maracaibo, del Teatro del Círculo Militar, del Auditorio de Petróleos de Venezuela en el estado Zulia y del Gran Salón del Centro de Investigaciones del CIED en Caracas, siendo además co-diseñador (junto a D. Kunckel) del Complejo Cultural Teresa Carreño.

Otokar Kondrat es egresado de la Facultad de Ingeniería de la UCV en 1959, y ha desarrollado una vasta producción de edificaciones entre los que se cuentan acueductos, distribuidores de tránsito automotor, viviendas multifamiliares, edificios de oficina, centros comerciales, terminales de pasajeros y auditorios. Kondrat fue Decano de la Facultad de Ingeniería de la UCV de 1975 a 1978.

El Centro puertas adentro


El Centro puertas adentro

Un móvil del artista cinético venezolano Jesús Soto da la bienvenida a este edificio de concreto armado de 14.750 metros cuadrados. La presencia cromática en el Cnaspm cuenta también con una intervención en los pisos de la entrada del maestro Carlos Cruz-Diez: un Río cromático compuesto de verde, ocre, azul y negro. El tapiz que cubre las butacas de la Sala Simón Bolívar es también obra de este artista cinético venezolano.

El Cnaspm cuenta con más de 100 locaciones distribuidas en áreas de instrucción musical, salas de ensayo instrumental y de práctica coral, biblioteca, salas de conciertos y teatro, salas de música de cámara, oficinas administrativas, camerinos, áreas para conferencias, depósitos para instrumentos y archivos musicales, una concha acústica al aire libre y amplios espacios para el tránsito del público.

El edificio cuenta también con talleres de fabricación de instrumentos musicales, la sede del Centro Nacional Audiovisual, cabinas de grabación, camerinos, cafeterías, servicios administrativos y sanitarios, sistema mecánico teatral, iluminación profesional, sistemas de sonido y video y servidores y redes con conexión nacional e internacional, además de un moderno sistema acústico para evitar vibraciones en la estructura.

Sala Simón Bolívar


Sala Simón Bolívar. Foto extraída del libro digital Venezuela en el cielo de los escenarios (Fundación Bancaribe, 2013)

Con butacas para 1.100 personas, es el recinto donde se presentan las principales orquestas de El Sistema. Su escenario está conformado por tres plataformas móviles totalmente independientes controladas electrónicamente que permiten hacer presentaciones de ballet y ópera, además de las orquestales, provistas de un moderno sistema de iluminación.

Otro de los atractivos de la Sala Simón Bolívar es su órgano. Construido especialmente para el Cnaspm por la compañía alemana Orgelbau Klais (http://www.orgelbau-klais.com/) el órgano, de 11 metros de alto por 13 de largo, fue realizado por la empresa especializada Orgelbau Klausbun, de Bonn, Alemania, y llegó a Venezuela en octubre del 2006. Lo ensambló un equipo de expertos entre noviembre de 2006 y junio de 2007 y se afinó en siete semanas.

El instrumento, donado por la Fundación Polar, está conformado por tres teclados mecánicos en la consola principal y por un cuarto para tocar con los pies, además de 74 tubos, aleación de estaño, zinc y latón, que permiten el paso del aire para producir sonido. Es el único en América Latina diseñado especialmente para una sala de conciertos.

Salas de conciertos y de ensayos

Salas de ensayo

Existe una amplia gama diseñada de espacios de ensayo: individuales, para un músico y un profesor; dobles, para dos o tres músicos y un profesor; para piano; seccionales, para instrumentos de cuerda, madera, metal y percusión; y varias salas de ensayo general.

Las puertas de las salas fueron fabricadas en el país con acero de alto calibre y estructura interna reforzada y fibras acústicas de diferentes densidades. Sus marcos de goma y estructura doble de vidrio impiden la transmisión del sonido en ambos sentidos. Los materiales de pisos y techos, así como la estructura de cada sala de ensayo, impiden la filtración de sonido y de vibraciones.

Sala Fedora Alemán

Sala Fedora Alemán

La sala de música de cámara del Centro Nacional de Acción Social por la Música lleva el nombre de Fedora Alemán, una venezolana que ha dejado un legado fundamental para el canto lírico en el país. Ubicada en el primer piso del edificio sede de las Orquestas y Coros Juveniles e Infantiles de Venezuela, la sala está abierta para los jóvenes músicos que, además de ahondar en la práctica orquestal, buscan profundizar su formación artística como solistas. Cuenta con una capacidad de 400 personas.

Centro Nacional Audiovisual

El Cnaspm está dotado de varios espacios dedicados a la preservación de la memoria de El Sistema, gracias a la documentación sonora y audiovisual de ensayos, conciertos, clases magistrales y video conferencias, puestas a la orden de todos los núcleos orquestales gracias al soporte técnico disponible en todos los espacios del Centro para registrar en DVD y/o formato óptico cualquier actividad.

Para esta finalidad el Cnaspm cuenta con el Centro Nacional Audiovisual, departamento encargado de documentar y archivar la memoria histórica audiovisual de El Sistema. El centro cuenta con un equipo técnico profesional compuesto por camarógrafos, fotógrafos y técnicos que trabajan con modernos equipos audiovisuales para el registro de archivo y difusión de las orquestas, así como para facilitar la labor pedagógica en los núcleos de toda Venezuela.

Promovida su creación por Frank di Polo y Beatriz Abreu, el Cnamic funciona en la actualidad bajo la dirección técnica del comunicador social Sergio Prado y consta de salas de postproducción de video y grabaciones, digitalización, copiado de audio y restauración de discos de acetato y otros materiales, además de un espacio dedicado a la producción discográfica y cabinas de audio para programas de radio. La memoria fotográfica está a cargo de Nohely Oliveros y de un equipo de fotógrafos profesionales que acompañan y documentan el quehacer diario de El Sistema, tanto en Venezuela como en el exterior, con el apoyo de Frank di Polo.

El Centro Nacional Audiovisual cuenta además con un estudio de televisión para la producción de programas, entre los cuales figuran los tele-talleres de música, que son clases audiovisuales recogidas en capítulos. Estos se distribuían inicialmente en los núcleos de El Sistema primero en VHS, luego en DVD y ahora se encuentran disponibles de manera abierta en la página web de El Sistema. Los tele-talleres constan de clases en formato digital y por capítulos para la enseñanza de instrumentos musicales, dirección orquestal, voz y canto y enseñanza musical para niños.