Román Granda

Publicado por Prensa FundaMusical Bolívar.

Comencé a tocar la trompeta a los 8 años. Mi mamá daba clases de piano y de lenguaje musical en Cuba (por cierto, soy cubano).

roman-22

Él es Román Granda (@romantrumpet), tiene 28 años y toca trompeta. “Comencé a tocar la trompeta a los 8 años. Mi mamá daba clases de piano y de lenguaje musical en Cuba (por cierto, soy cubano). Cuando llegamos a Venezuela, ella comenzó a trabajar como profesora de lenguaje musical en el Núcleo Montalbán. Ya desde chiquito tenía ese gusto por la música, pero ella terminó de influenciarme”, explicó Román cuando habló de sus inicios. “Yo nací en Cuba, pero me vine a Venezuela hace 21 años, cuando tenia 7. Después de un tiempo en el núcleo, ingresé a la Orquesta Sinfónica Nacional Infantil, y más adelante, en el año 2003, mediante audición entré a la Orquesta Sinfónica de la Juventud Venezolana Simón Bolívar”, contó. “Escogí la trompeta por su timbre y sobre todo por su versatilidad. Es un instrumento que puede ejecutarse tanto en una orquesta sinfónica como en una orquesta de jazz, puedes hacer música popular y académica. En cualquier otro género que se te ocurra siempre está presente.

El maestro José Antonio Abreu siempre decía que cuando una orquesta tiene una buena primera trompeta, ya tiene el 80% del trabajo hecho”, recordó. “La orquesta me enseño todo. Creo que cualquier músico de El Sistema te dirá eso: para nosotros la música lo es todo. Nuestro padre en común, que es el maestro Abreu siempre nos inculcó eso desde chiquitos, amar la música y vivir por y para ella”, recordaba Román mientras observaba un enorme retrato del maestro Abreu que tenía a su lado. “La orquesta sin duda ha formado parte importante en mi crecimiento como trompetista, porque los músicos de orquesta pasamos gran parte de nuestros días ensayando obras de grandes compositores, y además practicándolas juntos y separados. Esto sumado a que nos da la oportunidad de tener a grandes maestros invitados. Siempre es una gran enseñanza” concluyó.