Funklórico

Publicado por Prensa FundaMusical Bolívar.

El Ensamble Funklórico nació en 2006, con el objetivo de brindar al público el resultado de fusionar diferentes ritmos venezolanos, como merengues, joropos, valses, y Onda Nueva, con otras tendencias musicales como el funk, jazz, y bossa-nova, entre otros.

Esta agrupación de música tradicional venezolana, perteneciente al El Sistema Nacional de Orquestas y Coros Juveniles e Infantiles de Venezuela, está conformada por cinco jóvenes músicos, quienes con el cuatro, la caja (percusión), el violín, la viola y el bajo eléctrico son los artífices de esa amalgama de ritmos modernos.

Formado inicialmente por tres músicos, Jonathan Vera como director y violinista, Ángel Abreu en el Cuatro y, el ya fallecido, Carlos Rodríguez en el bajo Eléctrico, Funklórico surgió en la escena nacional en medio de numerosos conciertos, en varias localidades del país. Sin embargo, un tropiezo llevó a la agrupación a desintegrarse, pero Ángel Abreu decidió continuar con los proyectos trazados, asumiendo la dirección. Posteriormente, en 2008, se le unen Samiel Rodríguez en la voz y percusión, Gabriela Madera en el violín, Eliezer Rengifo en la viola y Johan Perales en el Baby bass, todos provenientes de la Sinfónica Juvenil Ezequiel Zamora de los Valles del Tuy. Con esta nueva plantilla participan en el concurso “Ponle Son al Pabellon” de Huascar Barradas y Rafael el Pollo Brito, quedando como ganadores del primer lugar. Estos jóvenes, paralelamente, ejercen como maestros de niños y niñas del programa Alma Llanera, que la Fundación Musical Bolívar creó, para profundizar la ardua labor pedagógica de nuestra música tradicional y potenciar la creación de ensambles y orquestas típicas infantiles en todo el país.

Funklórico ha llevado su música a teatros y comunidades populares del estado Miranda y Distrito Capital, también lograron su debut internacional en la FIT América Latina en la ciudad de Buenos Aires, Argentina, representando a Venezuela, a través de El Sistema. Y ahora, en 2016, el conjunto realiza uno de sus grandes sueños, la grabación de su primer CD.